La visión y la computadora

Es un hecho que la computadora forma parte ineludible de la vida de todas las personas, pero permanecer demasiado tiempo expuesto a la pantalla con posturas incorrectas y sin protección visual, puede ocasionar algunos trastornos visuales.

El síndrome del usuario de computadora es la conjunción de problemas oculares y visuales relativos al trabajo de cerca, los cuales se manifiestan o relacionan con el uso de la misma, sumado a las posibles radiaciones ionizantes (rayos x) y no ionizantes (rayos ultravioleta e infrarrojos) y a la carga electrostática en la superficie de las pantallas. Esta nueva afección del sistema visual se hizo presente desde el momento en que se popularizaron las computadoras a finales de los años 80.

Un gran número de investigaciones han indicado que los síntomas visuales ocurren hasta en un 90% de los usuarios de computadora, estos síntomas pueden ser diferentes para cada paciente, pero suelen estar asociados a enrojecimiento, ardor, sensación de cuerpo extraño en los ojos, fatiga, resequedad, dificultad de enfoque, visión borrosa o doble, alteraciones en la percepción del color, lagrimeo, malestar con el uso de lentes de contacto, dolor de cabeza, cuello, hombros y espalda. En la mayoría de los casos estos síntomas aparecen después de varias horas de trabajo en la computadora y asociados a otras condiciones en el entorno del usuario de computadora, como:
  • Disminución involuntaria de la frecuencia de parpadeo
  • Mala iluminación del área de trabajo

  • Posición y distancia corporal incorrecta frente al monitor o teclado

  • Problemas visuales preexistentes como ojo seco o alergias

  • Uso de gafas con poder inadecuado o fórmula vencida

  • Lectura de caracteres pequeños en el monitor

  • Reflejo en la pantalla del computador, por iluminación incorrecta de ventanas o luz artificial.